Ir al contenido principal

COMUNICADO DE LA FUNDACION LIGA ARGENTINA POR LOS DERECHOS HUMANOS(FUNLADHH) CON MOTIVO DEL CRIMEN DE CRISTIAN FERREYRA.

Repudiamos el asesinato de Cristian Ferreyra, militante del MOCASE V.C., ocurrido en el Paraje Campo de Mayo, departamento Copo de la provincia de Santiago del Estero, una nueva víctima directamente vinculada con la expansión de la frontera agropecuaria de las corporaciones sojeras. La región del Gran Chaco Argentino se encuentra asediada por la instalación de este modelo de acumulación capitalista que viene acompañada de furiosos desalojos de campesinos y pueblos originarios que viven en su tierra de generación en generación, reproduciendo formas de producción sustentables en plena armonía con su ser indoamericano.
Visualizamos una grave irresponsabilidad de la justicia local, en connivencia con los factores de poder, permitiendo la impunidad de los terratenientes y su documentación siempre posterior a la existencia de los pueblos.
Hemos constatado que las leyes que protegen el monte nativo no se respeta en los hechos, ya que los desmontes descontrolados viene acelerando el proceso de desertificación en toda la región. conforme fue expuesto por esta Fundación en su presentación ante la CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) por la situación de los campesinos de la provincia de Santiago del Estero.
Solicitamos el pleno respeto del Derecho a la Tierra, contemplado en el Art. 21 del Pacto de San José de Costa Rica y normas concordantes receptadas en nuestra Constitución Nacional, como asimismo la intervención del fuero federal por tratarse de cuestiones vinculadas a desalojos forzosos de comunidades campesinas originarias.

RODOLFO YANZÓN, LEONEL CURUTCHAGUE, RAUL SCHNABEL, JOSE GONZALEZ, FABIO RIU, SUSANA SLAMOVITS, LUIS HORACIO SANTUCHO

Comentarios

Entradas populares de este blog

Respuesta del compañero Cacho Ledesma a Mattini

“Luis Mattini y los miserables”
Hace casi tres meses cumplí 70 años. Pertenezco a una generación que discutía
mirandose a la cara, franca y apasionadamente. No estoy habituado a las formas que
propone la tecnología. Me parece que estoy viejo, un viejo “vizcachón”. Acaso por
esto es que he meditado largas horas si responder o no, al artículo del señor Luis
Mattini, “Los que empuñamos armas y los miserables”, publicado en el sitio
lafogata.org.
Días pasados un compañero y amigo, periodista tucumano, me llamó para
compartir su indignación por la nota que había leido en internet. A partir de ahí,
este asunto estuvo dando vueltas en mi cabeza. Hubiera preferido ahorrarme este
momento; pero no puedo, ni quiero, dejar pasar tales declaraciones, Es por esto que
decidí escribir, para que los dichos y responsabilidades que, ud. Mattini, me
adjudica, no tomen entidad de cosa cierta. No tengo la pretensión de realizar un
analisis más profundo y complejo de algunas cuestiones que ud menciona , pue…

LENIN Y EL INFANTILISMO DE IZQUIERDA (versión 2017)

Hace 93 años moría Lenin. El egregio revolucionario ruso tenía 53 años cuando el 21 de enero de 1924 sucumbió ante los padecimientos físicos que le produjo un atentado perpetrado a ojos vista por Fanni Kaplan, una importante dirigente del Partido Socialista Revolucionario, una secta política que acusaba a Vladimir Ilich Ulianov de haber traicionado a la Revolución de Octubre.

La activista política había sido liberada de las mazmorras del zarismo con el triunfo de la revolución bolchevique y cuando aún era el amanecer de la primera revolución socialista triunfante en el mundo, disparó tres veces sobre el cuerpo de Lenin cuando se retiraba de un mitin político en una fábrica de Moscú, durante el mes de agosto de 1918.

Quizás con la esperanza de un milagro impreciso, el de Simbirsk, escribe entre marzo y abril de 1920 una de sus mejores obras: “La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo” una ponencia presentada con motivo de la celebración del Segundo Congreso d…

LENIN Y EL INFANTILISMO DE IZQUIERDA

Hace 93 años moría Lenin. El egregio revolucionario ruso tenía 53 años cuando el 21 de enero de 1924 sucumbió ante los padecimientos físicos que le produjo un atentado perpetrado a ojos vista por Fanni Kaplan, una importante dirigente del Partido Socialista Revolucionario, una secta política que acusaba a Vladimir Ilich Ulianov de haber traicionado a la Revolución de Octubre.

La activista política había sido liberada de las mazmorras del zarismo con el triunfo de la revolución bolchevique y cuando aún era el amanecer de la primera revolución socialista triunfante en el mundo, disparó tres veces sobre el cuerpo de Lenin cuando se retiraba de un mitin político en una fábrica de Moscú, durante el mes de agosto de 1918.

Quizás con la esperanza de un milagro impreciso, el de Simbirsk, escribe entre marzo y abril de 1920 una de sus mejores obras: “La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo” una ponencia presentada con motivo de la celebración del Segundo Congreso de la Tercera In…