lunes, 28 de marzo de 2016

A 40 AÑOS DEL GOLPE DE ESTADO




Transcurrían días grises, otoñales, temblorosos, presagiando la tragedia argentina. Luis Alberto Spinetta cantaba: “....ya no puedo más de soledad....si esto sigue así ni una triste sombra quedara....”. Los diarios anunciaban el final de un gobierno que ya había sido controlado por la Triple A, la organización criminal de López Rega que había comenzado a funcionar como un Estado terrorista. El diario El Liberal en su edición del 24 de Marzo tituló: “Todo indica la caída del Gobierno”. El 27 de marzo la portada del mismo matutino decía: “El General Videla Presidente de la Nación. Mientras un subtítulo rezaba: El FMI otorgó crédito de 127, 6 millones de dólares. Martínez de Hoz representante del liberalismo conservador se preparaba para aplicar el plan económico que modificaría la estructura económica del país, condicionando severamente a los sucesivos gobiernos democráticos.

Santiago del Estero padecía la sombra macabra del Operativo Independencia, que se había instalado regionalmente con el decreto presidencial Nº 261/75 firmado el día 5 de febrero de 1975 por la entonces Presidenta de la Nación María Estela Martínez de Perón con la finalidad de “ejecutar las operaciones militares que sean necesarias a efectos de neutralizar y/o aniquilar el accionar de elementos subversivos que actúan en la provincia de Tucumán. El primer jefe de esta operación militar fue el General de Brigada Acdel Vilas, quién arengaba en estos términos: “...la guerra que se desarrollaba era eminentemente cultural, ya que la guerrilla era solo la manifestación armada del proceso subversivo...”. La instrucción presidencial fue con posterioridad ampliada y extendida hacia todo el país mediante los decretos 2770, 2771 y 2772 emitidos con fecha 7 de octubre de 1975.

La justicia federal de la provincia de Tucumán en la causa Operativo Independencia cuyo juicio oral se inicia a principios de mayo del presente año, ha dado por acreditado que a partir de 1966, es decir durante la dictadura de Ongania, se había iniciado un plan represivo ejecutado por las Fuerzas Armadas con objetivos socio-economicos y políticos definidos y del cual el Operativo Independencia implicó tan solo un cambio en la metodología represiva implementado hasta ese momento.



Contemporáneamente se inicia una nueva etapa de la represión en nuestra provincia, los grupos de tareas locales comienzan a responder orgánicamente al Batallón de Inteligencia Nº 142 de la provincia de Tucumán, como consecuencia de ello se inicia el ataque sistemático contra la población civil santiagueña, estudiantes, obreros, abogados, empleados públicos, entre otros ciudadanos vinculados a la militancia política, o como el caso del Dr. Abdala Auad para resolver disputas de poder en el ámbito empresarial, son secuestrados, privados ilegalmente de la libertad y sometidos a tratos crueles inhumanos y degradantes, y posteriormente derivados a los centros clandestinos de detención en la provincia de Tucumán.



Hasta el momento el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAF) ha identificado los restos de  ocho santiagueño/as en Pozo de Vargas, ubicado en la ciudad de San Miguel de Tucumán. Muchos familiares siguen esperando honrar a sus muertos y otros la recuperación de los nietos, hermanos o primos nacidos en cautiverio para que puedan ejercer el derecho a la identidad y sus relaciones familiares.



El trauma del terrorismo estatal sigue presente en nuestra provincia. La pasión revolucionaria de una generación brillante de jóvenes santiagueños chicotea como una pesadilla el cerebro de los vivos. Si algo aprendimos durante estos 40 años de lucha, memoria y militancia, es que la democracia tiene un valor sustancial siempre y cuando su razón de ser sea inherente al respeto de los Derechos Humanos. 



Santiago del Estero se apresta a conmemorar los 40 años del Golpe de Estado en el marco del Bicentenario de la Independencia. La historia huele a jazmín y la verdad es una madre con su pañuelo blanco.

                                                 LUIS HORACIO SANTUCHO

                          Defensor Adjunto del Pueblo de la Provincia de Santiago del Estero

No hay comentarios:

Publicar un comentario