Ir al contenido principal

LAS PASO Y SU SIGNIFICACIÓN POLÍTICA


La estrategia del partido mediático a nivel continental es la recomendación permanente y corrosiva de la antipolítica para encarnarla en la conciencia de las masas y generar un estado de desesperanza social que facilita la aparición personajes o grupos sin procedencia entre los ramalazos de los factores de poder.



Antonio Gramsci denominó cualunquismo y en América Latina Francisco René Santucho camandulerismo a ese intento de regresión de la política hacia oscuras configuraciones burocráticas en desmedro del acto virtuoso y patriótico que contiene en su esencia la militancia política.



Gracias por la política!!! le gritó una militante radical en un acto organizado por Leopoldo Moreau y su Movimento Nacional Alfonsinista a la Presidenta Cristina. El kirchnerismo nos devolvió el orgullo de ser y sentir la militancia en todo su esplendor.



Los años 90 se habían caracterizado por un contexto internacional donde la mayoría de los analistas políticos hablaban de un triunfo definitivo del capitalismo, acompasado por la caída del Muro de Berlín y la implosión de la Unión Soviética, que trajo aparejado un denominador común que fue la reforma económica neoliberal o globalización que generó un desplazamiento de la centralidad del Estado, mientras gradualmente se puso en marcha un programa de despolitización de la administración pública con efectos multiplicadores en la sociedad civil.



Los partidos políticos no fueron ajenos al impacto de la visión neoliberal en este proceso de pérdida de centralidad de la política, y en consecuencia sufrieron un grave debilitamiento como instrumentos de promoción de valores e ideas y canalización de demandas sociales, como estaban considerados en los comienzos de la refundación democrática argentina luego del Terrorismo de Estado. 1 Al mismo tiempo los partidos políticos se abroquelaron sobre sí mismos en desmedro de la vida democrática interna, perdiendo comunicación y vínculo con el conjunto de la vida social, ocasionando una progresiva reducción de la confianza ciudadana que se cristalizan consecuentemente en altos índices de ausentismo, voto en blanco y voto nulo en los procesos electorales. En ese sentido la denominada Ley de Lemas que se puso en vigencia en la mayoría de las provincias significó el golpe de gracia a la democratización partidaria, porque condiciona y fragmenta el poder en las bases para concentrarlos en las cúpulas partidarias. La referida ley fue cuestionada por su notoria inconstitucionalidad, ya que su aplicación práctica afectaba directamente la soberanía popular, ocasionando con mucha frecuencia crisis políticas, en algunos casos acompañadas de estallidos sociales. 





Esta crisis de representación se ha visto reflejada con mucha anticipación en Santiago del Estero en situaciones posteriores al Santiagueñazo del 16 de Diciembre de 1993, como producto de la frustración colectiva sufrida durante la etapa posterior de la Intervención Federal gestión Schiaretti. Posteriormente a nivel nacional este fenómeno se observa de modo mas claro en las elecciones de octubre del 2001 e inclusive en las elecciones presidenciales que ungieron a Néstor Kirchner como Presidente de la Nación. Cabe resaltar que en dichas elecciones los dos partidos mayoritarios fueron incapaces de procesar sus crisis y unificar cada uno sus representaciones. Así el PJ no participó oficialmente pero afiliados suyos participaron en tres frentes electorales. Por su parte la UCR con otros formatos jurídicos también dieron lugar a tres candidaturas presidenciales.




En el 2005 la cantidad de fuerzas políticas que se presentaban en elecciones fue creciendo, en esta circunstancia con la aparición de las designadas “Lista Espejo” o “Lista Colectora”, que en el fondo mantienen la lógica de los lemas, motivo por el cual había necesidad de un cambio en la racionalización del sistema de partidos y del régimen electoral.



El día 9 de Julio del 2009 la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner convoca a un proceso diálogo político con las fuerzas políticas con representación parlamentaria con el objetivo de superar las debilidades del sistema de partidos, homologar el sistema de selección de candidatos, modernizar el sistema de registros electorales y dar mayor equidad a las condiciones en que se desarrollaran las campañas políticas.



En este contexto histórico, y bajo la consigna “Mas y Mejor Democracia” el día 2 de diciembre del 2009 fue sancionada la Ley Nº 26.571, conocida como: “Ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral”, que modifica sustancialmente la Ley Orgánica de Partidos Políticos. La referida ley fue aprobada con el consenso de la mayoría de los partidos con representación parlamentaria y su dato mas distintivo fue la consagración legislativa de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, bajo la sigla P.A.S.O.



Ante las circunstancias electorales en este año 2017, todo el arco político se encuentra avocado a eludir esta PASO, analizando todos los vericuetos legales para que el acuerdo de cúpulas bajo el eufemismo unidad partidaria se haga vulnerando el espíritu de la ley. A pesar de las reformas legislativas impulsadas por el Kirchnerismo, en este caso contra las vanguardias autoproclamadas sin representación política, nuevamente los partidos políticos han perdido en esta instancia electoral la posibilidad de generar espacios de realización democrática. Hace más de cien años el sociólogo alemán Robert Mitchels interpeló a los partidos políticos por las tendencias oligarquicas que abrigaban y gestionaban en su seno, lamentablemente seguimos tropezando esas mismas dificultades.



El analfabetismo político se ha convertido en una enfermedad mental que genera muchos militantes para el partido mediático, una gran masa incompetente inoculada de odio hacia la política. Ahí esta nuestro desafío militante, “mas y mejor democracia” no solamente en los partidos políticos sino también en las asociaciones civiles, gremiales, religiosas, y en todos los agrupamientos sociales, porque no queremos que la política transite por su lado negativo y sea puro burocratismo, porque como nos dijo para todos los tiempos el gran intelectual orgánico de la clase trabajadora John William Cooke burocracia y revolución son incompatibles.

1    Después de los comicios de 1983 el PJ y la UCR llegaron a las segundas elecciones con candidatos elegidos por sus afiliados. En 1988 Eduardo Angeloz le ganó una interna muy desigual a Luis León y Carlos Menem una muy disputada a Antonio Cafiero. La Izquierda Unida realizó elecciones internas abiertas, hecho inédito en la historia de los partidos políticos argentinos, para resolver las candidaturas presidenciales de Néstor Vicente y Luis Zamora. Este evento le permitió a la izquierda realizar una muy buena performance electoral en las elecciones del 14 de mayo de 1989, el mismo día que Carlos Menem comenzó su gestión neoliberal. Lamentablemente la izquierda anidaba en su seno a los herederos de Nahuel Moreno y poco tiempo después sacudieron la unidad y el proyecto político para confrontar con el menemismo. Estos antecedentes fueron los últimos momentos de democratización interna de los partidos políticos en la Argentina.



*Luis Horacio Santucho

Comentarios

Entradas populares de este blog

Respuesta del compañero Cacho Ledesma a Mattini

“Luis Mattini y los miserables”
Hace casi tres meses cumplí 70 años. Pertenezco a una generación que discutía
mirandose a la cara, franca y apasionadamente. No estoy habituado a las formas que
propone la tecnología. Me parece que estoy viejo, un viejo “vizcachón”. Acaso por
esto es que he meditado largas horas si responder o no, al artículo del señor Luis
Mattini, “Los que empuñamos armas y los miserables”, publicado en el sitio
lafogata.org.
Días pasados un compañero y amigo, periodista tucumano, me llamó para
compartir su indignación por la nota que había leido en internet. A partir de ahí,
este asunto estuvo dando vueltas en mi cabeza. Hubiera preferido ahorrarme este
momento; pero no puedo, ni quiero, dejar pasar tales declaraciones, Es por esto que
decidí escribir, para que los dichos y responsabilidades que, ud. Mattini, me
adjudica, no tomen entidad de cosa cierta. No tengo la pretensión de realizar un
analisis más profundo y complejo de algunas cuestiones que ud menciona , pue…

LENIN Y EL INFANTILISMO DE IZQUIERDA (versión 2017)

Hace 93 años moría Lenin. El egregio revolucionario ruso tenía 53 años cuando el 21 de enero de 1924 sucumbió ante los padecimientos físicos que le produjo un atentado perpetrado a ojos vista por Fanni Kaplan, una importante dirigente del Partido Socialista Revolucionario, una secta política que acusaba a Vladimir Ilich Ulianov de haber traicionado a la Revolución de Octubre.

La activista política había sido liberada de las mazmorras del zarismo con el triunfo de la revolución bolchevique y cuando aún era el amanecer de la primera revolución socialista triunfante en el mundo, disparó tres veces sobre el cuerpo de Lenin cuando se retiraba de un mitin político en una fábrica de Moscú, durante el mes de agosto de 1918.

Quizás con la esperanza de un milagro impreciso, el de Simbirsk, escribe entre marzo y abril de 1920 una de sus mejores obras: “La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo” una ponencia presentada con motivo de la celebración del Segundo Congreso d…

LENIN Y EL INFANTILISMO DE IZQUIERDA

Hace 93 años moría Lenin. El egregio revolucionario ruso tenía 53 años cuando el 21 de enero de 1924 sucumbió ante los padecimientos físicos que le produjo un atentado perpetrado a ojos vista por Fanni Kaplan, una importante dirigente del Partido Socialista Revolucionario, una secta política que acusaba a Vladimir Ilich Ulianov de haber traicionado a la Revolución de Octubre.

La activista política había sido liberada de las mazmorras del zarismo con el triunfo de la revolución bolchevique y cuando aún era el amanecer de la primera revolución socialista triunfante en el mundo, disparó tres veces sobre el cuerpo de Lenin cuando se retiraba de un mitin político en una fábrica de Moscú, durante el mes de agosto de 1918.

Quizás con la esperanza de un milagro impreciso, el de Simbirsk, escribe entre marzo y abril de 1920 una de sus mejores obras: “La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo” una ponencia presentada con motivo de la celebración del Segundo Congreso de la Tercera In…